Preguntas Frecuentes

Es una pregunta muy importante, ya que hemos tenido un intrusismo de otras especialidades, médicas y no médicas, que han querido practicar procedimientos estéticos que están fuera de su campo de acción.

Debemos tener claro que la cirugía plástica como especialidad, conlleva cinco años de preparación y estudios, dos de los cuales, como mínimo, corresponden a cirugía general, que debe ser cursada como pre-requisito de esta especialidad, y tres años corresponden a cirugía plástica estética y reconstructiva.

Habiendo aclarado este punto, que consideramos de vital importancia, podemos decir que para hacer la correcta selección de tu cirujano tienes que asegurarte que haya realizado su especialización en un lugar credenciado por la Sociedad de Cirugía Plástica de tu país completando los cinco años que la misma requiere.
Mi sugerencia es la de elegir un centro médico que cuente con todas las facilidades que demanda la realización de cualquier procedimiento de este tipo: desde laboratorio, estudios e imágenes, necesarias el pre y post operatorio, hasta el equipamiento necesario para enfrentar cualquier tipo de imprevisto y, sobre todo, que tenga una unidad de cuidados, ya que, como cualquier procedimiento quirúrgico, podrían presentarse eventualidades que pueden ser resueltas en esa área especial.
Un buen candidato es aquel que conoce sobre el procedimiento que desea realizarse, sabe de sus limitaciones y, por lo tanto, es realista sobre las expectativas del mismo.

Es fundamental que el paciente esté seguro sobre la realización del procedimiento y que sea su propio deseo de mejorar la apariencia quien lo lleve a someterse al mismo. Debe contar, además, con el tiempo requerido para una buena recuperación post-operatoria.
Esto varía según el tipo de procedimiento, y, claro, de la necesidad de cada paciente; realizamos cirugías plásticas en cualquier rango de edades.
Aquí, en mi site, hay un listado de procedimientos quirúrgicos y no quirúrgicos que ofrezco.

Realizamos cirugía plástica tanto en hombres como en mujeres, y realmente, cada paciente es quien nos externa su queja sobre lo que le esta incomodando de su cuerpo.
Durante la primera consulta evaluamos la inconformidad del paciente con las áreas de su anatomía y planteamos las opciones para la solución de éstas.
Sí, podemos asociar varios procedimientos dentro de un mismo tiempo quirúrgico, siempre y cuando ese tiempo no sea tan prolongado como para crear un riesgo innecesario, y que el paciente no tenga una enfermedad de base no controlada.
Perfectamente. En la última década la demanda por la cirugía plástica ha aumentado, y, así como las mujeres, el hombre también manifiesta la necesidad de sentirse bien con su cuerpo y de ser aceptado por el medio que le rodea.

Existen innumerables formas para mejorar su figura, que están detalladas en el área de procedimientos de este site.
Lo prudente sería esperar terminar la etapa del puerperio, que va de 6-8 semanas post-parto, para que el cuerpo vuelva a la condición pre-gestacional y hormonalmente estable. En ciertos procedimientos es necesario esperar hasta que finalice la etapa de la lactancia.
Las cirugías estéticas más frecuentes son la lipoaspiración, la cirugía de los senos (aumento y reducción) y la abdominoplastia.

Sobre los Procedimientos Faciales

Después de 3 meses ya comienzas a ver un resultado más agradable, aunque esto varía entre un paciente y otro.
El sol está contraindicado en los primeros meses, ya que puede manchar la piel y las cicatrices pueden hacerse más evidentes. Aconsejo a mis pacientes a usar factor protector solar (FPS) de más de 30%..
El edema, al igual que los moretones, va disminuyendo a medida que van pasando los días y el paciente comience a realizar los masajes de drenaje linfático. Es apropiado recordar que un procedimiento facial es una cirugía con mucha manipulación de los tejidos y que es normal que esto suceda.
Los puntos se comienzan a retirar después del décimo día de la cirugía y los restantes 15 días después de haberse realizado el procedimiento. Debemos recalcar que la cicatrización es particular en cada persona y que existen enfermedades y alteraciones alimenticias que interfieren en la misma.
Claro que sí; ésta cirugía puede realizarse conjuntamente con otros procedimientos, tanto invasivos como no invasivos. Haga un clic en el área de Procedimientos de este site y revíselo usted mismo.

Sobre el Contorno Corporal

Existen varias técnicas para realizar este procedimiento, y diferentes equipos, pero el resultado es el mismo; la elección de la forma de trabajar depende más de la habilidad del médico que de los equipos usados.
Lo que ocurriría sería que tanto las áreas lipoaspiradas, como las áreas vecinas que no fueron tocadas durante el procedimiento, volverían a acumular grasa; por ésta razón, lo recomendable e ideal es que después de realizado los pacientes mantengan un régimen alimenticio adecuado y que hagan actividad física frecuente.
Nada que pueda traer problemas al embarazo ni a el bebé, pero perdería el resultado obtenido, ya que, con este procedimiento, tratamos la musculatura abdominal y el exceso de piel.

Lo ideal para que el resultado se mantenga es realizarse esta cirugía después de haber tenido todos los hijos deseados, en el entendido de que existen excepciones como en los casos de alteraciones metabólicas, ex obesos, problemas emocionales, entre otros que si realizamos esta cirugía.
Su ombligo es recolocado en su posición normal y quedará con un aspecto más agradable.
Después de 45 días puede comenzar a realizar actividad física, claro gradualmente, y con la aprobación de su médico.
Sí, se recomienda usar cinta (malla) elástica post abdominoplastia, post lipoaspiración y, en el caso de las cirugías de mama, un brasier elástico.
El tamaño de su seno será determinado por las proporciones y armonía de su cuerpo; no existen métodos patronizados para la visualización futura de los mismos.
Es posible que se tenga alteración de la sensibilidad en los dos casos, pero la mayoría de las veces es transitoria y recuperable después de unos meses de realizada la cirugía.
En los últimos años ha evolucionado mucho el material de los implantes y ya no existe un tiempo estimado para el cambio de éstas; pueden ser 20 o 25 años. Es importante realizar visitas médicas para evaluar si hay, o no, necesidad de sustitución.
Sí, existen diferentes métodos. Podemos diagnosticar cualquier alteración a través de la mamografía, la ecografía y la tomografía , entre otros.
No hay ningún riesgo debido a que las prótesis son colocadas detrás de la glándula mamaria o del músculo, y no interfiere en los ductos galactíferos.